PRESENTACIÓN

ANTECEDENTES

DEFINICIÓN PROBLEMA

JUSTIFICACIÓN

OBJETIVOS

MARCO TEÓRICO

METODOLOGÍA

DIAGNOSTICO

ANÁLISIS

CONCLUSIONES

ANEXOS

ENCUESTA

ENTREVISTA

SUSTENTACIÓN

DOCUMENTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MÉTODOS DE LECTURA

 

Al pasar de los tiempos se han desarrollado una variedad de métodos y procedimientos para la enseñanza de la lectura, se considera que la edad adecuada de aprendizaje de la lectura es de 5 a 6 años aproximadamente. Podemos clasificar los  métodos que se usan actualmente de la  siguiente forma:

  • Métodos Globales
  • Método Sintético - fonético
  • Método Ecléctico
  • Método Wupertal
  • Método Alfabético

(Tintaya Eliseo, Tintaya Juan Marcos.  Metodología de la lecto – escritura.eliseotintaya@hotmail.com , jumatique@hotmail.com De la Universidad Mayor de San Andrés – Bolivia, 2004)

Otros métodos son:

 Métodos sintéticos: Dan prioridad a los factores técnicos y lógicos del lenguaje. Se fijan en el proceso de aprendizaje y no tanto en el resultado. Se suelen llamar “tradicionales”. Se caracterizan todos por seguir una progresión sintetizadora, es decir, que empiezan por estructuras muy simples o por las más simples: letra, fonema, sílaba, para fusionarlas en estructuras más amplias “la palabra o la frase”. Dependiendo del elemento inicial las podemos dividir:

Métodos analíticos: Estos métodos dan prioridad al resultado final de una comprensión lectora y a los factores psicológicos y educativos. Prácticamente todos se caracterizan por llegar a la lectura mediante el contacto con un texto escrito. Tratan de que el niño descubra los significados de una estructura lingüística amplia (palabra, frase). Veces a partir de una lámina o de un dibujo de un cuento.

Métodos mixtos: Son fórmulas combinadas de los sintéticos y los globales analíticos. Hoy es bastante general la idea de que la enseñanza de la lecto-escritura no puede realizarse de un modo unilateral, sino combinada, escogiendo los aspectos positivos que ambas líneas tienen para conseguir una mayor eficacia.

Hoy por hoy la tendencia es fomentar simultáneamente la actividad sintética, la analítica, la creatividad y la actividad deductiva. Lo fundamental en el aprendizaje de la lecto-escritura es la motivación es decir, conseguir una actitud inicial positiva en el niño. (LA COMPRENSIÓN LECTORA html://rincondelvago.com/comprensión-lectora_1.html)

Existe un  método  que enfatiza la meta cognición, ya que no solamente aprenden y practican ciertas estrategias de lectura, sino además aprenden a evaluar su propio rendimiento y analizan el proceso de transferencia. Consta de ocho pasos que se presentan en secuencia. Es importante recordar que el papel del maestro es facilitar el proceso de aprendizaje, y por eso la negociación del significado entre los alumnos es imprescindible.  

  1. Al inicio es necesario que los alumnos entiendan el concepto de meta cognición como la conciencia del proceso de pensamiento. Los mismos alumnos deberían descubrir el concepto a través de actividades y discusiones que les permitan experimentar la realización de esos procesos. Junto con estas actividades, los alumnos discuten la relevancia de la meta cognición en los hábitos de estudio.
  2. Como parte de la internalización del concepto de meta cognición, los alumnos cumplen una auto evaluación de sus prácticas lectoras. Analizan sus creencias previas con respecto al proceso de aprendizaje y las discuten con sus compañeros. Se les sugiere que evalúen los cambios en sus creencias y sus supuestos en el transcurso del programa.
  3. Con el fin de establecer prioridades en sus estudios, los alumnos analizan el material del curso para determinar su nivel técnico y los elementos sobresalientes. Al mismo tiempo aprenden a descubrir incongruencias en los textos.
  4. En esta etapa, los alumnos aprenden a analizar sus tareas a través de discusiones con sus compañeros sobre su conocimiento previo respecto al tema, o sobre lo que ya han leído. Se les dirige a utilizar esta técnica al inicio de cualquier tarea de lectura enfatizando la importancia del establecimiento de un esquema antes de leer.
  5. Durante esta fase, los alumnos —ya con la determinación de prioridades que hicieron en la fase 3— escogen el modo de lectura apropiado para cada texto. Se presentan los seis modos de leer y se practican en clase.
  6. Los alumnos practican estrategias para la comprensión, que incluyen las de "fix-up" (arreglo) propuestas por Brown, Armbruster y Baker (1986), así como estrategias para llegar a la comprensión conceptual del material. Las primeras ayudan al lector cuando experimenta confusión en su lectura, e incluyen actividades como: a) volver a leer el material, b) leer más adelante para clarificar la información confusa, c) usar otros recursos, como diccionarios o enciclopedias. Las estrategias que mejoran la comprensión conceptual incluyen actividades de: a) subrayar, b) tomar apuntes, c) escribir resúmenes, d) formular preguntas sobre el material, e) anotar.
  7.  Una vez que dominan las estrategias anteriores, los alumnos entran en la fase de auto evaluación. El modelo de "enseñanza recíproca" permite que el alumno observe el proceso de auto evaluación y paulatinamente asimile el proceso dentro de su propio esquema cognitivo. Para esto es necesario elegir textos (artículos, capítulos, ensayos) sobre los cuales el grupo entero trabajará. El texto es leído en partes y cada apartado es revisado a través de una presentación, primero por el maestro y luego por los alumnos.
  8.  En la última fase se lleva a cabo una discusión sobre la transferencia de las estrategias a otras clases y la importancia de aplicarlas a la lectura propia. Los mismos alumnos propondrán ideas para lograr esa transferencia.

(La meta cognición y la comprensión de lectura. Estrategia para los alumnos del nivel superior. Bárbara Greybeck Daniela. U. Guadalajara)

Otro método reconocido e influyente en los programas de entrenamiento y las practicas educativas actuales de la enseñanza de comprensión de textos es la de Enseñanza Reciproca propuesta por Brown y Palincsar (1992), que se basa  en el aprendizaje guiado y  cooperativo por medio de contextos de lectura compartida. La dinámica de la enseñanza reciproca es la siguiente: se constituyen grupos de aprendizaje cooperativo formado por varios aprendices y un tutor-guía que sabe más (por ejemplo, un docente, un adulto o un estudiante con mayor competencia demostrada). Todos los participantes se enfrentan a una tarea de lectura en donde se aplican estrategias en los diferentes segmentos del texto. El guía  y los aprendices van tomando turnos en relación a los segmentos del texto  que intentan comprender conjuntamente. El guía esta retroalimentando y motivando a los miembros del grupo para que colaboren  hacia el fin perseguido. (Frida Díaz Barriga, Gerardo Hernández R.  Estrategias Docentes para un Aprendizaje Signficaivo. Mc Graw Hill. 2003. Pág. 300 a 303)

 

         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INICIO